Comunicado: Niñez migrante abandono histórico (2014)

En los dos últimos meses el tema de la niñez migrante está siendo el centro de las noticias, pero para los que prestan su servicio a los migrantes y familiares de migrantes, saben que la “crisis humanitaria” vivida por los menores de edad no acompañados y acompañadas no es algo nuevo, mismo que en ningún momento de la historia de las emigraciones en Honduras se ha tenido un número tan alto de niños emigrantes y repatriados.

Una vez que los números de menores de edad emigrantes y repatriados seguían en aumento, la Pastoral de Movilidad Humana, a partir de un mensaje del Papa, en 2010 celebró la Semana del Migrante con el tema Niños, Niñas y Adolescentes Migrantes.

En 2009, cuando fue organizada, hasta la fecha la Comisión Nacional de Apoyo a Migrantes Retornados con Discapacidad – CONAMIREDIS, ya recibió menores de edad que regresaron mutilados de uno o más de sus miembros a causa de un accidente en el tren.

En 2012 responsables de las Casas de Migrantes de México declararon en diferentes comunicados que la mayoría de los menores de edad no acompañados qua pasan por estas casas son hondureños.

También en 2012 se aprobó la Ley Contra la Trata de Personas en Honduras, decreto 59-2012, en la cualse reconoce y penaliza el reclutamiento forzado de menores de edad por parte del crimen organizado.

En 2013 fueron repatriados 4191 menores de edad, siendo la mayoría proveniente de México. En 2014 de enero hasta el 17 de junio fueron repatriados 4577 menores de edad, o sea, más que el total de todo el año anterior, lo que significa un aumento de más de 100% una vez que todavía no se ha concluido ni el sexto mes del año.

Desde las primeras repatriaciones de menores de edad recibidas en Honduras hasta la fecha son casi 10 años. Mucho tiempo ha pasado y poco o nada se ha hecho para erradicar las causas violentas que obligan a nuestra niñez a huir del país de forma irregular pudiendo ser víctima de la trata de personas o de cualquier otra red criminal.

Ante esta realidad exhortamos:

A los padres, madres y personas a cargo de menores de edad: NO entreguen sus niños, niñas y adolescentes a un coyote, pues además de que la práctica del coyotaje es criminal, este menor de edad puede ser secuestrado, sufrir un accidente en el tren perdiendo uno o más de sus miembros, el coyote lo puede vender a una red de trata de personas o al crimen organizado, o simplemente abandonarlo en cualquier parte de la ruta migratoria. Pagar un coyote por un viaje es contribuir con el crimen organizado.

A las iglesias, ONGs y personas de buena voluntad: apoyen, acompañen y orienten a los familiares y menores de edad para que como familia se lleven bien, con amor y fraternidad, y así se disminuya la “fuga” de niños por violencia de hogar.

A las autoridades militares, policiales y jurídicas: que actúen efectivamente en los narco municipios, colonias y barrios contralados por las maras y padillas, investiguen y penalicen a los criminales, de forma que se recupere la seguridad ciudadana, se terminen las extorsiones y la población pueda desarrollar su vida normalmente.

A la población en general: que no paguen a un coyote por un viaje, y aún, colabore con la justicia denunciando los coyotes que actúan en su colonia o municipio.

A la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF): en coordinación con otras instituciones del gobierno, ONGs, iglesias y personas de buena voluntad, garantice la ASISTENCIA INTEGRAL a todos los menores de edad repatriados y, de igual forma, el acompañamiento de estés, pues muchos no podrán regresar a su hogar o lugar de origen justamente porque de ahí salió huyendo de una situación de violencia.

A las autoridades políticas en todos los niveles: que elaboren, aprueben y ejecuten leyes, políticas públicas, programas y proyectos que favorezcan la igualdad de oportunidad a la población de todos los rincones de Honduras de forma que la violación de los derechos fundamentales de alimentación, vivienda, educación, salud, trabajo y familia no sigan siendo causa de la emigración forzada de miles de connacionales adultos y menores de edad.

A la Secretaria de Relaciones Exteriores/ Dirección de Asuntos Consulares: que planifiquen, monitoreen y evalúen el servicio consular prestado en México y Estados Unidos, de forma a garantizar que todos los ciudadanos hondureños en estés países sientan que pueden contar sus autoridades consulares sin ser ignorados, estafados u olvidados, principalmentelos que están en las cárceles, hospitalizados y en centros migratorios.

A los gobernantes de México y Estados Unidos: que se respete los derechos humanos de los migrantes, principalmente de menores de edad y mujeres, y se les garantice seguridad humanitaria en el paso o permanencia por estés países; que, en coordinación con ACNUR y las instituciones socias, se agilice el análisis de las solicitudes de refugio y se les brinde la protección internacional a los que la necesiten; que se respeten los Convenios, Protocolos y Memorándums regionales e internacionales relacionados con el tema migratorio, trata de personas, mujeres y menores de edad.

A Estados Unidos: que favorezca la reunificación familiar y apruebe una ley migratoria centrada no en la seguridad nacional y si en la dignidad humana de los inmigrantes.

A los medios de comunicación social: que desarrollen su importante la labor de formación e información según la verdad, honestidad y transparencia, oponiéndose a servir intereses políticos y económicos de pequeños grupos de nuestra sociedad.

 

Comisión Nacional de Pastoral de Movilidad Humana

Conferencia Episcopal de Honduras

 

Amarateca, FM, 29 de junio de 2014

feadi

Noticias anteriores

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

Mons. Evelio Domínguez Fundador de Cáritas Honduras